Press "Enter" to skip to content

Cinco claves para proteger la salud financiera de su MiPymeTiempo de lectura 2 min

La salud financiera es la capacidad de una empresa para cubrir sus gastos y obligaciones en el corto y largo plazo. ¿Cómo mantener un flujo caja saludable sin incurrir en deudas excesivas o insostenibles?

Indicadores como el nivel de liquidez, la rentabilidad, el apalancamiento financiero o la cobertura de intereses, reflejan la solvencia, la rentabilidad y el grado de endeudamiento de la empresa. ¿Cómo está la salud financiera de su MiPyme?

A continuación, dejamos cinco sugerencias sencillas que podrían ayudarle a su MiPyme a mantener una buena salud financiera:


  1. Realizar una Planificación Financiera Adecuada: La empresa debe contar con un plan financiero bien estructurado, que incluya ingresos y gastos, y proyecciones a largo plazo. Esto le ayudará a tomar una decisión informada y evitar sorpresas desagradables en el futuro. (Fuente: Cámara de Comercio de Bogotá)
  2. Diversificar las fuentes de financiación: En lugar de depender de una única fuente de financiación, es recomendable buscar alternativas que puedan mejorar la capacidad de respuesta ante posibles crisis. Las opciones incluyen banca tradicional, crowdfunding, capital inicial, entre otras. (Fuente: Asociación Nacional de Empresarios de Colombia)
  3. Control del flujo de caja: Es importante mantener un estricto control sobre el flujo de caja para asegurar que los recursos estén disponibles para cumplir con los compromisos adquiridos. Esto permitirá predecir posibles problemas de liquidez. (Fuente: Ministerio de Comercio, Industria y Turismo)
  4. Protección de los activos de la empresa: Una empresa debe tener una póliza de seguro para proteger sus activos más importantes, como maquinaria, instalaciones, inventarios, etc. Esto reducirá el impacto financiero de un evento potencialmente catastrófico (Fuente: Superintendencia Financiera de Colombia)
  5. Reducir costos innecesarios: Es importante que las empresas revisen periódicamente los costos y gastos para identificar aquellos que son innecesarios y pueden reducirse o eliminarse. Esto aumentará la rentabilidad y la eficiencia del negocio.(Fuente: Cámara de Comercio de Cali)

Puede interesarle: En 2022 hubo menos empresas activas: CCB

La implementación de estas recomendaciones y otras medidas de protección financiera, como establecer un fondo de emergencia o practicar una gestión de riesgos adecuada, puede ayudar a proteger financieramente a las pequeñas empresas en Colombia.


Es importante señalar que estas recomendaciones son generales y deben adaptarse a las necesidades y características específicas de cada empresa. Adicionalmente, es recomendable contar con el apoyo de un asesor financiero o contador que pueda brindar orientación especializada en la materia.

Capital Media Copyright 2019 © · All Rights Reserved