Press "Enter" to skip to content

¿Es el final del teletrabajo?Tiempo de lectura 3 min

El teletrabajo fue clave para la adaptación y supervivencia de un alto porcentaje de MiPymes durante los cierres producto de la pandemia . ¿Por qué dejarlo?

El avance en los esquemas de vacunación, los bajos índices de contagio, y la derogación del tapabocas, empiezan a replantear el cambio de modalidad de teletrabajo por el regreso a la presencialidad.

Una adopción formal, regulada y alineada de esta modalidad, representa un reto, en especial para las empresas más pequeñas que dependen del trabajo presencial.

El teletrabajo en Colombia se encuentra regulado por la Ley 1221 del 2008 y el decreto 884 del 2012

Gracias a dichas regulaciones, el país ha ido avanzando en políticas que persiguen la generación de empleo, adopción de tecnologías y nuevas modalidades de trabajo.

Leer más: Nueva Ley de Desconexión laboral: Límites y ventajas.

Pero, ¿Qué ocurre cuando una empresa no está preparada para la adopción definitiva del teletrabajo?

La respuesta puede contar con varios matices que no incluyen solo la adopción de tecnología y un cambio en sus procesos como respuesta.

Es importante contemplar el factor humano y su peso como recurso dentro de una empresa.

Por su naturalidad, el teletrabajo también presenta desventajas frente al modo presencial:

  • Falta de contacto social
  • Sobrecarga laboral
  • Mayor permanencia de tiempo frente al monitor
  • Dificultades para la desconexión
  • Aumento del estrés y la ansiedad

Desde el punto de vista directivo, la adopción del teletrabajo como nueva y definitiva modalidad laboral todavía cuenta con un amplio porcentaje detractor.

Algunos de los motivos suelen ser:

  • Poca productividad en comparación con el trabajo presencial.
  • Difícil organización y adopción de procesos.
  • Medición y cumplimiento de objetivos.

Para un gerente MiPyme, el planteamiento de este esquema representa retos y desafíos que en muchos casos, no están dispuestos a asumir.

Pero especialmente, si la dirección no cree o confía en el teletrabajo, su implementación será inútil.

¿Es el final del teletrabajo luego de los cierres por pandemia? Posiblemente.

La alternatividad, una opción contemplable.

Según estudios, el 76,2% de las empresas han contemplado mantener la modalidad de teletrabajo 1 o 2 veces a la semana. El 66% de las empresas consultadas por la firma Citrix desea tener una cultura digital.

Sin embargo, es importante que las MiPymes conozcan de forma adecuada la legislación y características de esta modalidad, que permitan cumplir los requerimientos para establecer contratos de trabajo remotos o por alternatividad.

El caso colombiano sigue siendo especial:

Acorde con MinTic, sólo en 2020 el país superó los 209.000 teletrabajadores y 4 de cada 10 empresas implementaron esta modalidad.

La adopción de esta modalidad de forma completa aún está por definirse y hay mucho terreno que recorrer; en especial para aquellas empresas de manufactura o servicios que dependen indiscutiblemente de la presencia humana.

La implementación y adopción de tecnología básica en los procesos de las mipymes es el primer paso para el cambio a estas modalidades, hacerlas una alternativa y no una “moda de emergencia”.

Puede interesarle: Las 7 pausas activas para el teletrabajo

Capital Media Copyright 2019 © · All Rights Reserved