Press "Enter" to skip to content

Definitivamente, ¡No soy un robot!Tiempo de lectura 3 min

Last updated on 03/07/2022

¿Por qué -siendo humanos- debemos confirmar que "no somos un robot"?

Descubra porqué “confundir” es la mejor estrategia de seguridad para la web de su MiPyme.

Indiscutiblemente, los sitios web siguen siendo parte esencial de toda estrategia de mercadeo: representan la presencia digital de una empresa y son herramientas útiles de ventas y comunicación.

Esta importancia se justifica aún más si estudiamos las proyecciones:  Según la web vpnmentor, en 2021 tendremos más de 1.830 millones de webs (y la cifra va en aumento).

Acorde con esto, es lógico que la seguridad en internet sea un tema crítico, y su vulnerabilidad, una constante: ¡Ha nacido en Captcha!  (Leer:Tres errores de ciberseguridad que pueden costarle millones)

Pero antes de definir esta curiosa palabra, deseamos hablar de otro término, por el cual,  muy seguramente ingresó a este blog: los bots.

¿Qué es un bot?

Definámoslo de forma simple:

Un bot es un programa o software creado para realizar tareas repetitivas en internet (como si fuera un humano). 

Hay varios tipos de bots: bots buenos y bots malos. ¡Hablemos de los malos!

¿Qué hace un bot malo?

  • Realiza ataques para dañar un sistema.
  • Realiza ataques para acceder a un sistema.
  • Busca vulnerabilidad.
  • Recolecta correos electrónicos (para publicidad o estafas).
  • Intenta acceder a la fuerza a un sistema.

De acuerdo con lo anterior, entendemos por que la seguridad de su página es de vital importancia; ahora bien, veamos que es esa interesante palabra llamada “Captcha”.

El Captcha como medida de seguridad

Captcha es una medida de seguridad implementada en partes frecuentemente vulnerables de páginas web, por ejemplo, formularios de registro o secciones para  ingreso de datos sensibles.

¿Cómo funciona?

Existen diferentes tipos de pruebas (CAPTCHA y reCAPTCHA) diseñadas para identificar si quien interactúa es realmente humano o un bot (usualmente malicioso). 

Progresa-Tecnologia-seguridad-no-soy-un-robot-Captcha

Seguramente conocemos aquel  Captcha clásico que nos pedía leer un texto distorsionado, e ingresar las letras correctas en un espacio.

Asimismo, la versión llamada reCAPTCHA,  considera el movimiento del cursor hecho por el humano (difícil de imitar por parte de un programa), y evalúa además cookies e historiales de navegación.

¿Mi página web necesita este tipo de seguridad?

En definitiva, ¡Si!.

Imagine que a través de su web puede vender productos online o lo contactan para cotizar un producto o servicio. Estar en internet es una gran ventaja pero, indiscutiblemente, un gran riesgo…

Recuerde: No todos quienes navegan su página web, son necesariamente humanos...

Sin involucra esta y otras medidas de seguridad, estará protegiendo no solo la integridad de su página sino los datos de quienes acceden a la misma.

Hay que subrayar que, actualmente existen ciertas contradicciones e inconformidades sobre la completa efectividad de estos sistemas, especialmente  gracias a los avances de la inteligencia artificial. A medida que esta avance, las mejoras en la confirmación del CAPTCHA y reCAPTCHA -o sus nuevas versiones- irán de la mano.

En conclusión, ¡Nunca antes engañar a un bot, había sido tan humano!

Capital Media Copyright 2019 © · All Rights Reserved